Takata: el nuevo dueño podría ser de Suecia

Las gestiones para la venta de Takata a nivel global continúan y se ha podido conocer en estos días que las empresas Daicel y Bain, que eran quienes tenían más posibilidades de quedarse con Takata, han perdido su lugar de preeminencia.

Tal como publicamos oportunamente en EL ESPEJO RADIO, está trabajando un comité especial de Takata para definir el futuro de la multinacional, cuya planta en Uruguay, está ubicada muy cerca de la ciudad de Libertad.

De acuerdo a la información que llega desde Estados Unidos y Japón, las miradas se dirigen ahora hacia la empresa Autoliv Inc. de Suecia.
Los clientes de Takata aspiran a que el comprador, asuma las operaciones con un mínimo de interrupción, y están menos centrados en los términos financieros del acuerdo, indicaron las fuentes.
Los fabricantes de automóviles juegan un papel central en la determinación del destino de Takata, debido a su posición como acreedores y clientes principales de la compañía.

Airbags defectuosos

Las bolsas de aire Takata, han estado involucradas con la muerte de más de una docena de personas y más de 100 heridos en todo el mundo. Las bolsas de aire utilizan nitrato de amonio, un compuesto explosivo, para inflar. La exposición prolongada a la humedad puede hacer que se degraden con el tiempo, dando lugar a explosiones que proyectan metralla en las cabinas del vehículo.
Los fabricantes de automóviles están retirando casi 70 millones de bolsas de aire en los Estados Unidos, y el costo global de las retiradas podría exceder los 12.000 millones de dólares, según una estimación de Jefferies Group LLC.

Los costos proyectados han reducido el precio de las acciones de Takata y lo han obligado a buscar un comprador.
Un comité directivo nombrado por Takata está reduciendo la lista de postores después de presentar sus planes a los fabricantes de automóviles en una reunión en Nueva York a finales de octubre.

Los fabricantes de automóviles que asistieron a la presentación vieron muy positiva la «propuesta de Autoliv» debido a la experiencia de la empresa como proveedor y la capacidad de asumir el control con poca interrupción, dijo una persona que participó en la reunión. Pero la decisión aun no está tomada, definitivamente.

Un obstáculo potencial para Autoliv es el escrutinio antimonopolio. La compañía representa alrededor del 40% de las ventas globales de airbags, mientras que Takata controla el 20% del mercado, según Nomura Securities Co.
Antes de la reunión de Nueva York, la oferta conjunta del fabricante japonés de productos químicos Daicel y la firma de capital privado Bain Capital habían estado en la cima de la lista de contendientes porque la oferta ofrecía la mayor cantidad de dinero.
Pero Daicel y Bain dijeron que pagarían sólo parte del precio inicialmente y entregarían el resto después de que Takata comenzara a generar ganancias.

Además, personas familiarizadas con el proceso dijeron que los fabricantes de automóviles quieren que los nuevos dueños de Takata tengan experiencia en fabricar bolsas de aire y cinturones de seguridad para asegurar que los defectos de fabricación no se repitan. Actualmente, Daicel hace los infladores que entran en las bolsas de aire, pero no la unidad completa.

Representantes de Autoliv, Daicel, Bain Capital y el comité de dirección de Takata se negaron a comentar.
Al igual que Autoliv, Key Safety Systems y Flex-N-Gate son fabricantes experimentados de las principales partes de automóviles. Eso los mantiene en funcionamiento, dijo una persona familiarizada con las conversaciones.
Información aportada por Atsuko Fukase y Sean McLain, desde New York y Tokio, para THE WALL STREET JOURNAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Querés chatear con Jesus Ferreira?