El «sátiro del parque» está preso en Paysandú

 

En esta semana, han llovido comentarios en facebook, respecto a un hombre que APARENTEMENTE agredía, perseguía y poco menos que violaba mujeres y niños.
Decenas de post incluían una foto y decían que ese hombre (no figuraban más datos, que permitieran identificarlo) «corría mujeres, intentaba abusar de niños, pedía comida en el comedor, incluso había intentado agredir a las funcionarias de esa repartición de la Intendencia».

Además de la foto, se daban detalles, respecto a que el hombre había salido hacía poco de la cárcel de Juan Soler y vivía en el parque, porque no tenía donde vivir. Se hablaba también de anteriores condenas por abuso de menores.

 

El «sátiro» y el «asesino loco»

Para completar la mezcla de cosas, la policía detuvo en el parque Rodó a un hombre que vendía drogas. Este hombre logró fugarse de la comisaría a los balazos y finalmente la policía lo recapturó y lo puso a disposición de la Justicia. Tal como ya publicamos, la Justicia lo encontró inimputable y lo devolvió al hospital Vilardebó, desde donde el delincuente estaba fugado. A pesar de su «locura», el hombre se dedicaba a vender droga en la ciudad. En su mochila y en su casa, se encontraron estupefacientes.

Juan Ramón Frontera, fue enviado al hospital Vilardebó

 

Los bolazos

Algunas personas se enojaron cuando publiqué la foto del «sátiro del parque» y dije que no había nada denunciado, que eran bolazos tirados al azar.

Ni abusos, ni violaciones, ni nada por el estilo. Nuestras fuentes policiales, así lo indicaron desde el principio.

 

Pues bien: a los hechos reales.

El «Sátiro del parque» está preso en la cárcel de Paysandú, en un sector donde están los reclusos procesados por delitos sexuales.
El delincuente se llama Carlos María De Los Santos Indart, tiene 36 años, y su apodo es “El Pancho”.
Está procesado por “atentado violento al pudor especialmente agravado”, pues abusó de una niña de 7 años. Anteriormente había estado preso por abusar de un niño de 6 años.

Pero en realidad, nunca ha estado en San José.
Y menos ahora, que está en recluído en la cárcel de Paysandú.

 

Tampoco nadie fue al comedor municipal a pedir comida, ni agredió de palabra a las funcionarias, ni estas pidieron ningún informe a la policía. Toda información falsa.

 

Las fotos de los delincuentes

Por último, acá están las fotos de ambos delincuentes. El «sátiro del parque» y el «asesino loco».

 

Agradecimientos

Mi especial agradecimiento a toda la gente que aportó información real, para aclarar este caso.
Desde el propio Jefe de Policía de San José, Insp. William Martínez, personal y jerarquías del Comedor Municipal, personal policial de la Jefatura de Policía de Paysandú y de la cárcel del mismo departamento. Gracias a los vecinos que aportaron datos reales y concretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Querés chatear con Jesus Ferreira?