Merecido homenaje a Daniel Fernández Crespo

Si usted escribe en el buscador de Google: “biografía de Daniel Fernández Crespo”, obtendrá una enorme cantidad de resultados.

En todos se habla de un hombre de características muy especiales, con una gran sensibilidad y que triunfó en la actividad política en Montevideo.

Seguramente de todos los resultados que Google le va a proporcionar, no hay ninguno sobre la ciudad de Libertad, donde nació. Ni un pastito de la plaza principal lleva su nombre.

Por eso, me parece muy relevante que, a instancias del senador Carlos Daniel Camy, la Cámara de Diputados, sancionara la Ley que denomina como “Daniel Fernández Crespo” a la actual carretera “de la Costa” que une la ruta 45, con San José de Mayo.

Pequeña biografía

Daniel Fernández Crespo, nació en el entonces pueblo Libertad, el 28 de abril de 1901. Su madre, Ercila Crespo de Fernández, era maestra en la escuela 49.

Daniel siguió la carrera de su madre: el magisterio, graduándose en diciembre de 1920.

Trabajó como docente entre 1921 y 1932, cuando ingresa por primera vez al Parlamento Nacional.

Tuvo una activa participación gremial en la FUM (Federación Magisterial Uruguaya).

En 1928 fue electo diputado departamental por el Partido Nacional, para la Asamblea Representativa de Montevideo.

En noviembre de 1931 es electo por primera vez como diputado nacional por Montevideo, en una lista que encabezaba él mismo.

En el año 1931 lo eligen para integrar la Asamblea Nacional Constituyente, participando entonces en la elaboración de la Constitución de la República, de 1934.
Ese mismo año, es reelecto diputado nacional por Montevideo. Lo vuelven a elegir en 1938, para su tercer temporada como diputado nacional.

En noviembre de 1942 es reelecto por cuarta vez, como diputado nacional.
En noviembre de 1946 llega su quinta diputación nacional.

En noviembre de 1950 es reelecto por sexta vez diputado nacional:

En 1950, se postula para ser el Intendente Municipal de Montevideo, ganando dentro del partido en la proporción de 4 a 1 y no obteniendo el puesto por pocos votos, en la relación al número de sufragantes.

También en 1950 es electo Senador de la República, permaneciendo en el cargo hasta febrero de 1955.

En noviembre de 1954, es electo Consejero Nacional por la Minoría, cargo que desempeñó hasta 1959.

En noviembre de 1958, con el triunfo electoral del Partido Nacional, es electo Presidente del Consejo Departamental de Montevideo.

Finalmente, en las elecciones de noviembre de 1962, obtiene la presidencia del Consejo Nacional de Gobierno, en el segundo gobierno del Partido Nacional.

Falleció el 28 de julio de 1964, a la edad de 65 años, mientras desempeñaba el cargo de Consejero Nacional de Gobierno.

El amor por su pueblo

El Dr. Hugo Rodríguez Carrasco, político de Montevideo, escribió un pasaje que pinta la relación que Daniel Fernández Crespo tenía con la ciudad de Libertad.

Cuenta Rodríguez Carrasco que “mi último encuentro fue en su despacho en la Casa de Gobierno. Me había llamado para solicitarme que concurriera a la ciudad de Libertad de donde era oriundo, para que diera los pésames y hablara en su nombre en las exequias de un viejo amigo y correligionario don Juan Benzano

Rodríguez describe el delicado estado de salud de Fernández Crespo: “lo encontré sufriente… y enfermo, casi imposibilitado de caminar por la fatiga que le provocaba su afección cardio-respiratoria. Sus pies hinchados por el edema… y descarnado su cuerpo. Pero allí estaba, cumpliendo con su deber de gobernante. Hombre de coraje y de valor, hasta el estoicismo”.

Un libertense en la Presidencia

Este era, en breves líneas, don Daniel Fernández Crespo, un libertense olvidado en su ciudad, pero ampliamente reconocido en todo el país.

Algún día, una calle de la ciudad, lo homenajeará como corresponde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Querés chatear con Jesus Ferreira?