CASO FABRICIO: novedades desde Montevideo y San José

El jueves 8 de junio, una casa del Siav Rafael Perazza fue escenario de un violento hecho de sangre.
La Justicia Penal de Libertad, procesó a Fabricio Pírez de 18 años por «homicidio agravado en grado de tentativa», por herir a su padrastro con un cuchillo a la altura del cuello.

Hoy, doce días después las noticias surgen tanto en Montevideo, como en San José de Mayo.

 

«Fabricio no pensó que fuera a visitarlo alguien»

En esta jornada, después de muchas idas y venidas y varias amarguras, finalmente dos representantes de los vecinos movilizados de Rafael Perazza, pudieron ver a Fabricio en persona.
El joven se encuentra en el módulo 11 del Complejo Carcelario de Santiago Vázquez, desde el martes 13, cuando fue trasladado desde el Centro de Diagnóstico, de Cárcel Central.
Los representantes de los vecinos contaron de la sorpresa y la alegría del chico. «Fabricio nos dijo que nunca pensó que fuera alguien a visitarlo» expresaron.
De acuerdo a estas personas, el joven está en buenas condiciones. Tiene compañeros de celda que lo han apoyado en estos primeros días y que comparten con él, sus alimentos y abrigo.
«Fabricio está tranquilo, está centrado» contaron.
Al momento de la visita, le llevaron alimentos, ropa de abrigo, así también como colchón y almohada. Todos los elementos fueron recolectados entre los propios vecinos.
Este fue el primer contacto con gente conocida que Fabricio tiene, desde que fue detenido en Rafael Perazza, el 8 de junio.

 

Hospital de San José: «esta mujer está loca»

Más temprano dimos cuenta de la situación del padrastro de Fabricio. El hombre, sigue internado en el primer piso del Hospital de San José. De acuerdo a lo informado por sus familiares, en esta jornada le retiraron los puntos de la herida y comenzó a comer por sí mismo. Hasta el momento lo alimentaban por una sonda.
Los familiares hablaron de su sorpresa porque ni la policía ni la justicia han interrogado al hombre.
«Jhon quiere contar su versión de lo que pasó aquella tarde» nos dijeron.
Aranda, tiene previsto irse del departamento, en cuanto le sea posible «para tomar distancia de esa mujer».
«Esa mujer» es la madre de Fabricio. De acuerdo a nuestras fuentes, en estas horas, Aranda le pidió que se fuera del hospital. Ya se habían dado duros enfrentamientos y discusiones subidas de tono entre la mujer de nombre Sandra y Aranda, así como con otros miembros de la familia.
En el entorno familiar del hombre herido el concepto es uno sólo: «Esta mujer está loca».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Querés chatear con Jesus Ferreira?